Censo de Población 2022, con desafíos para garantizar la calidad de información

1/5 - (1 vote)

El director del INEC, Roberto Castillo, aseguró que se garantiza el uso de los datos, únicamente con fines estadísticos. Foto: Flickr INEC

La obtención de información representativa y resguardada es el reto del Instituto Nacional de Estadística Censos (INEC) en el Censo de Población 2022. Así lo consideran los expertos.

En esta ocasión, el censo presenta dos cambios fundamentales en su proceso. El primero es que no se ejecutará en un solo día, como en anteriores ocasiones. Ahora la recolección de datos, de forma presencial, será en un periodo de seis semanas -del 7 de noviembre al 18 de diciembre-.

Además, se podrá realizar por internet. El proceso en línea arrancó este 1 de octubre de 2022 y estará habilitado hasta fin de mes.

Estos cambios son los que causan incertidumbre en lo referente a la obtención de datos de calidad sobre hogar, vivienda y población. Para David Vera, catedrático y ex director del INEC, se puede generar omisión o duplicidad de información.

Por ejemplo, una persona que realiza el censo en línea y no registra a un miembro de su familia -porque no tiene datos a la mano-, puede olvidar luego agregarlo en el censo presencial.

También, pueden darse casos de que una persona es censada a finales de noviembre en un lugar. Luego se traslada a otro y, por desconocimiento desinformación, es considerada en diciembre nuevamente en el censo.  “Cómo se va a garantizar que los censistas tengan el mismo criterio para definir que se ha omitido o repetido información?”, cuestionó Vera.

Este mismo problema observó Byron Villacís, analista económico y ex director del INEC. Para el experto, la calidad de información que se procesa en línea no siempre es real porque se maneja únicamente a criterio de quien la proporciona, sin el acompañamiento de un censador.

Además, dijo que se espera que se lo haga en solitario, a diferencia del censo presencial donde una persona brinda la información, pero en compañía de su entorno familiar. Esto puede ser un problema para llenar información sensible como la de género, que se ha incluido en esta ocasión. “Por ejemplo, un papá o una mamá llenarán la orientación sexual según la información que posea, no necesariamente acorde a la realidad, ya que todavía es un tabú en nuestra sociedad”, dijo Villacís.

Preocupación por la protección de datos

Otra preocupación referente al censo es el manejo y resguardo de la información. Vera y Villacís enfatizaron que, en este proceso ya sea virtual presencial, no se debe pedir ni proporcionar el número de cédula de los censados.

Para Vera, esto representa una invasión a la privacidad y contraviene a parámetros de la universalidad y reserva que debe tener un proceso censal.

“El censo debe centrarse en contar la población, independientemente de si tiene un documento de identidad o no, como la población que aún no está registrada o está en situación de movilidad”, dijo.

Villacís destacó que la Constitución y la Ley de Protección de Datos, vigente desde el 2021, garantizan la protección de la información, en cualquier circunstancia. “Las personas deben autorizar, con su firma, el uso de los datos de su cédula, previo a una información explícita”, afirmó.

La semana pasada, el director del INEC, Roberto Castillo, aseguró que se garantiza el uso de los datos, únicamente con fines estadísticos.

De todas formas, Villacís considera que el manejo tecnológico en el país todavía no es seguro. Por lo cual, la información estadística y personal puede quedar expuesta ante robo de información hackeo, como ha sucedido en anteriores ocasiones con portales de instituciones públicas.

Pause
0%
Volume
00:00
00:02
Full Screen
PiP
PUBLICIDAD

Además, se podrá realizar por internet. El proceso en línea arrancó este 1 de octubre de 2022 y estará habilitado hasta fin de mes.

Estos cambios son los que causan incertidumbre en lo referente a la obtención de datos de calidad sobre hogar, vivienda y población. Para David Vera, catedrático y ex director del INEC, se puede generar omisión o duplicidad de información.

Por ejemplo, una persona que realiza el censo en línea y no registra a un miembro de su familia -porque no tiene datos a la mano-, puede olvidar luego agregarlo en el censo presencial.

También, pueden darse casos de que una persona es censada a finales de noviembre en un lugar. Luego se traslada a otro y, por desconocimiento desinformación, es considerada en diciembre nuevamente en el censo.  “Cómo se va a garantizar que los censistas tengan el mismo criterio para definir que se ha omitido o repetido información?”, cuestionó Vera.

Este mismo problema observó Byron Villacís, analista económico y ex director del INEC. Para el experto, la calidad de información que se procesa en línea no siempre es real porque se maneja únicamente a criterio de quien la proporciona, sin el acompañamiento de un censador.

Además, dijo que se espera que se lo haga en solitario, a diferencia del censo presencial donde una persona brinda la información, pero en compañía de su entorno familiar. Esto puede ser un problema para llenar información sensible como la de género, que se ha incluido en esta ocasión. “Por ejemplo, un papá o una mamá llenarán la orientación sexual según la información que posea, no necesariamente acorde a la realidad, ya que todavía es un tabú en nuestra sociedad”, dijo Villacís.

PUBLICIDAD

Preocupación por la protección de datos

Otra preocupación referente al censo es el manejo y resguardo de la información. Vera y Villacís enfatizaron que, en este proceso ya sea virtual presencial, no se debe pedir ni proporcionar el número de cédula de los censados.

Para Vera, esto representa una invasión a la privacidad y contraviene a parámetros de la universalidad y reserva que debe tener un proceso censal.

“El censo debe centrarse en contar la población, independientemente de si tiene un documento de identidad o no, como la población que aún no está registrada o está en situación de movilidad”, dijo.

Villacís destacó que la Constitución y la Ley de Protección de Datos, vigente desde el 2021, garantizan la protección de la información, en cualquier circunstancia. “Las personas deben autorizar, con su firma, el uso de los datos de su cédula, previo a una información explícita”, afirmó.

La semana pasada, el director del INEC, Roberto Castillo, aseguró que se garantiza el uso de los datos, únicamente con fines estadísticos.

De todas formas, Villacís considera que el manejo tecnológico en el país todavía no es seguro. Por lo cual, la información estadística y personal puede quedar expuesta ante robo de información hackeo, como ha sucedido en anteriores ocasiones con portales de instituciones públicas.

PUBLICIDAD

Galo Cárdenas, docente de ciberseguridad de la Universidad Internacional SEK, consideró que el uso de la tecnología en estos procesos es beneficioso, siempre y cuando, el proveedor y el usuario sigan medidas de seguridad. Por ejemplo, que la página web tenga datos encriptados o que las personas no entren a enlaces de dudosa procedencia, recomendó.

El INEC ha habilitado canales de comunicación para brindar asesoría y acompañamiento del proceso censal, tanto en línea como presencial. Las personas pueden ingresar al sitio web https://censoenlinea.censoecuador.gob.ec/ o llamar al 1800 080808.

Más noticias de Ecuador:

 


Visita nuestros portales:
PUBLICIDAD

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


 

¿Necesitas Ayuda?
image main

Play
00:00
00:02

About emiratesapk

I'm Muhammad Rizwan from Pakistan, currently holding M.Phil. Degree in English Language and Literature. I'm working on Gaming Blogs for kids and adults. You can contact me by Whatsapp +923257294710 or by mailing me at [email protected]

Check Also

Feriados de octubre de 2022 en Ecuador: Así será el descanso

Este fin de semana habrá feriado nacional. Foto: Facebook Empresa Municipal de Turismo de Guayaquil ...

Read more

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *